jueves, 25 de agosto de 2016

A propósito del Día Mundial de Prevención del Suicidio (10/09) hay que recordar que los hombres se suicidan 2 o 3 veces más que las mujeres.

 

"El suicidio es un fenómeno masculino", asegura la doctora en psiquiatría Anne Maria Möller-Leimkühler en un reportaje publicado este año por BBC Mundo"La tasa entre hombres es al menos tres veces más alta que entre las mujeres, y es así en todos los países, con pocas excepciones, como por ejemplo China", añade.

"El suicidio es la principal causa de muerte en hombres de entre 20 y 45 años, y es tres veces más frecuente que los accidentes de tráfico".

Möller-Leimkühler sabe lo que dice, ya que es la autora del estudio The Gender Gap in Suicide and Premature Death or: Why Are Men So Vulnerable? (La brecha de género en el suicidio y la muerte prematura o ¿por qué son los hombres tan vulnerables?).

Pero además sus afirmaciones están respaldadas por el informe La prevención del suicidio. Un imperativo global, publicado por la OMS en 2014.

De acuerdo al documento, en relación al suicidio el desequilibrio de sexos se da en todas las regiones salvo en el Pacífico Sur.

La tasa de suicidio masculina es el doble de la femenina, según los datos de la OM y el fenómeno abarca las regiones de renta alta, media o baja, aunque en los países más ricos la brecha entre géneros es mayor. Pero son Europa y América los continentes en los que la diferencia entre la tasa de suicidio masculina y la femenina es más acusada.

En Europa se suicidan 4,9 mujeres de cada 100.000 habitantes y 20 hombres, más del cuádruple. Y en América lo hacen 2,7 mujeres y 9,8 hombres.

"Pero las tasas de suicidio no son del todo fiables", advierte la experta, profesora del Departamento de Psiquiatría y Psicoterapia de la Universidad Ludwig-Maximilian de Múnich, Alemania. 

No todos los casos se reportan, y no todos los suicidios se registran como se debería, explica. "Por ejemplo, en los casos de ahogamiento o de sobredosis no es fácil saber si la muerte fue accidental o suicida", señala. "Los expertos suelen estar de acuerdo en que las cifras de suicidio están subestimadas a nivel mundial".

¿Qué hay detrás? ¿Por qué se suicidan más los hombres?

"La principal causa suele ser la depresión, en muchas ocasiones no diagnosticada en los hombres", advierte Möller-Leimkühler. Y señala también otros factores de riesgo, en muchas ocasiones relacionados con la depresión, como el alcoholismo o problemas de salud mental.

Pero si hay una clave, esa es la ideología masculina tradicional, según la experta."Ser el que trae el pan a casa sigue siendo esencial para la identidad masculina y para la autoestima (de los hombres)", señala. "Por lo tanto, no es de extrañar que en tiempos de crisis económica los suicidios masculinos estén relacionados con el desempleo".Pero va más allá.

"Las normas de la masculinidad funcionan a través de expectativas sociales y del autoconcepto— la opinión que una persona tiene sobre sí misma, que lleva asociado un juicio de valor— (...)", explica.

"Y estas normas dictan que los hombres siempre tienen que ser fuertes, racionales, dominantes, autónomos, independientes, activos, competitivos, poderosos, invulnerables, positivos", enumera.

A lo que añade que las emociones como la tristeza, la ansiedad, la impotencia, la incertidumbre o la indecisión deben ser controladas y compensadas.

"Estos estándares masculinos no son realistas (...), por lo que los hombres tienden a lidiar con los conflictos emocionales externalizándolos con hiperactividad en el trabajo, haciendo deporte, viendo la televisión o usando internet, consumiendo alcohol de forma adictiva, o conduciendo de manera peligrosa para disminuir su ansiedad y para mantener la fachada masculina", relata.

"La búsqueda de ayuda se ve como un indicador de la falta de masculinidad, así que muchos hombres se convencen de que tienen que resolver sus problemas por ellos mismos y no hablan de lo que sienten".

Como consecuencia, dice la especialista, la depresión es poco diagnosticada entre hombres y eso hace más alto el riesgo de suicidio.

"Sentirse fuera de control puede resultar en suicidio, considerando éste como una manera de recuperar el control", asegura.


La importancia de hablar

La campaña #ItsOkayToTalk comenzó con un jugador de rugby británico, Lucas Ambler, quien tomo la decisión de empezar a hablar en torno a la salud mental en sus propias manos después de que su cuñado ley Andy Roberts se quitó la vida.

Ambler comenzó 'El Club de Hombres de Andy' en julio, creando un lugar seguro para que los hombres tpmen una taza de té y puedan hablar de sus problemas. Pero Ambler quería llegar a más hombres que sólo a los de Halifax por lo que creó una campaña en los medios sociales para extender la profundidad de la conversación en todo el país.

La campaña #ItsOkayToTalk llamó la atención de celebridades británicas como Ricky Gervais, pero ahora se ha vuelto global.


Australia lanza la campaña #itsokaytotalk

El suicidio es la principal causa de muerte de los hombres menores de 54 en Australia. Cada año 2.500 personas suicidio (u 8 personas cada día, 6 de las cuales son hombres). La campaña busca mostrar a los hombres que está bien hablar sobre el suicidio y dar información sobre dónde pueden acudir cuando necesiten hablar con alguien al respecto.

La campaña, que esta siendo promovida por personalidades como el campeón olímpico Matthew Mitcham - quien tuvo que lidiar con las ideas suicidas durante su adolescencia según confesó en su libro autobiográfico "Twists and Turns"- pide a las personas que se hagan un  un selfie haciendo la señal de OK y la publiquen las redes sociales con el hashtag #itsokaytotalk etiquetando a 5 para que hagan lo mismo.

El Día Mundial de Prevención del Suicidio se conmemora el 10 de setiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada