viernes, 5 de julio de 2013

Pronunciamiento frente a la votación del Congreso a favor de mantener la exclusión de la orientación sexual e identidad de género de la ley contra crímenes por discriminación ("crímenes de odio).



La noche del jueves 4 de julio de 2013 en el pleno del congreso peruano quedó claro que la intolerancia basada en creencias religiosas ha tomado el control del poder legislativo.
57 congresistas votaron a favor de mantener la exclusión de la orientación sexual e identidad de género de la ley contra crímenes por discriminación ("crímenes de odio). 
Con esa votación el Congreso peruano dejo en claro que las vidas de lesbianas, gays, bisexuales y personas trans (lgbt) no tiene el mismo valor frente a un crimen motivado por la discriminación, que no le importan al Estado.
La argumentación jurídica y humanista presentada por los congresistas que defendieron la causa LGBT, encabezados por Carlos Bruce, fue contestada con argumentos como el esgrimido por el evangélico Julio Rosas Rosas quien redujo las categorías "orientación sexual" e "identidad de género" a "atracción sexual" para añadir "La defensa de los derechos humanos no se da en base a la atracción sexual. Mañana más tarde otros tienen un gusto, una atracción por la droga, por comer otras cosas, no podemos rebajar, ni (mostrar) debilidad".  
La Red Peruana de Masculinidades cree en el estado laico y en una sociedad inclusiva en la que se respeten las diferencias.
Desde la Red Peruana de Masculinidades rechazamos la intolerancia, la homofobia y la incapacidad de las y los congresistas que con su voto han expresado que hay vidas que no importan, ciudadanías de segunda en el Perú.
Desde la Red Peruana de Masculinidades repudiamos a las y los congresistas que se han convertido en voceros del odio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada