jueves, 12 de enero de 2017

PRONUNCIAMIENTO: ¡#NoALaIdeologíaDeOdio!



Esta semana estamos viendo la aparición de una oleada de carteles en distintos puntos de Lima, con las frases: “#ConMisHijosNoTeMetas” y “No a la ideología de género”.  Se trata de una campaña que viene siendo impulsada por grupos ultraconservadores religiosos, que traban los avances en los derechos humanos en materia de igualdad de género y diversidad sexual.

Esta campaña ha puesto los ojos en el Ministerio de Educación y en la implementación del nuevo Currículo Nacional de Educación Básica que, según alegan, busca “imponer” conductas relacionadas con la orientación sexual e identidad de género y así “hacer daño a los niños y niñas”. Es decir, según estos grupos, el hecho de que en el nuevo Currículo se eduque sobre sexualidad, incluyendo el carácter diverso de esta, tiene una connotación negativa; así como plantean que este currículo pone en riesgo a las niñas y a los niños, pues podrían “convertirse” en homosexuales, lesbianas, bisexuales o personas transgénero.

El nuevo currículo plantea un enfoque de igualdad de género, y establece en su articulado que “si bien aquello que consideramos “femenino” o “masculino” se basa en una diferencia biológica-sexual, estas son nociones que vamos construyendo día a día, en nuestras interacciones” (ver pág. 16 del Currículo). Y tal como hemos construido históricamente estas relaciones, tiene un impacto en todas las personas y sociedades; siendo el impacto perjudicial en mayor medida a las mujeres y disidentes sexuales.

En general, como país, si tenemos desigualdades de género, no podemos hablar de un desarrollo sostenible y democrático pleno. Este planteamiento está sustentado en miles de estudios científicos realizados a nivel mundial y se viene luchando por erradicar estas desigualdades desde diferentes frentes.

Por ello, desde la Red Peruana de Masculinidades, rechazamos tajantemente los argumentos que vienen planteando, ya que no tienen fundamento científico o basado en los derechos humanos y, más aún, demuestran un total desconocimiento de los problemas sociales que se asientan en una cultura machista y cómo estos afectan a nuestro país. Apelamos a la necesidad de garantizar la vigencia del Estado laico en materia de políticas públicas y que primen los criterios basados en el ejercicio de los derechos humanos y/o investigaciones.

Por todo ello, como colectivo que promueve la igualdad y el respeto de todas las personas dentro de la sociedad democrática en la que vivimos, sin discriminación en razón de sexo, género, orientación sexual, identidad de género, ideología o cualquier otro motivo, decimos: ¡“NoALaIdeologíaDeOdio”! ¡“No a la campaña del miedo”! Nuestras hijas e hijos merecen vivir en una sociedad pacífica, donde no se tergiverse la información en beneficio de unos cuantos ni se promueva el odio y el miedo por motivos injustificados.

Asimismo, nos sumamos al llamado a los movimientos sociales a seguir el proceso de movilización sostenida para defender los derechos conquistados por el movimiento de las mujeres y el movimiento LGBTI y no retroceder ante el ataque de posiciones conservadoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada