lunes, 16 de mayo de 2011

Todos y Todas , de la mano, contra la Homofobia

Un compromiso contra la HomofobiaEnlace
Medio centenar de personas, hombres y mujeres, activistas de la Red Peruana de Masculinidades y de otros grupos que trabajan contra la discriminación, nos reunimos ayer domingo 15 de mayo, a las 5:00 PM en la Plaza San Martín, para llevar a cabo la acción pública "De la mano contra la Homofobia".

Antes de empezar la acción, activistas de la Red repartieron bandas autoadhesivas con triángulos rosas entre las personas que pasaban por al Plaza, también se les pidió escribir mensajes de compromiso contra la Homofobia en un "cuaderno rosa".

Luego, empleando un megáfono, se invitó a la gente a formar un círculo, tomándose la mano. Representantes de la Red hicieron uso de la palabra para explicar la razón de la acción en conmemoración de la fecha ( 17 de mayo de 1990) en que la Organzación Mundial de la Salud dejó oficialmente de considerar la homosexualidad como una enfermedad o transtorno mental.

También denunciaron que, a pesar de que la OMS ya no considera la homosexualidad una enfermedad, siguen existiendo supuestas "curaciones" de la homosexualidad" a través de técnicas médicas o psicológicas o del adoctrinamiento religioso "reparativo".

Los activistas que tomaron la palabra afirmaron que todos estos métodos "curativos" o "reparativos" son inútiles y son, en realidad, métodos con los cuales se tortura, física y psicológicamente, a personas inocentes, adolescentes y jóvenes mayoritariamente, produciéndoles un sufrimiento innecesario.

Finalmente se leyó el Manifiesto "Curas que matan" , impulsado por el Comité IDAHO de América Latina y el Caribe y que ha sido firmado, entre otras personalidades, por la Alcaldesa de Lima, Susana Villarán.

DEMANDAMOS que los gobiernos observen el principio de la laicidad de los Estados latinoamericanos y caribeños, y tomen medidas concretas para combatir las prácticas “reparativas” de la homosexualidad y transexualidad, incluyéndose la interrupción de cualquier financiamiento público a instituciones o individuos que no estén claramente distanciados de esas prácticas.
DEMANDAMOS que las instituciones nacionales o locales de salud pública establezcan o fortalezcan reglamentaciones que retiren de los sistemas de salud público y privado a las personas que practiquen o promuevan prácticas “reparativas”.
INSTAMOS a que donantes privados y financieras incluyan como criterio en la aprobación de solicitudes de apoyo, el rechazo al discurso de terapias “reparativas” que atentan contra los derechos humanos.

SOLICITAMOS que las autoridades religiosas condenen firmemente el uso de discursos que proponen y/o promueven procesos de “reparación”, y que favorezcan una actitud de respeto de la diversidad sexual y la identidad de género.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada